Inicio » Sin categoría » NERUDA Y EL CHE GUEVARA: 50 AÑOS DE LA MUERTE DEL GUERRILLERO Y GRAN LECTOR DEL CANTO GENERAL

NERUDA Y EL CHE GUEVARA: 50 AÑOS DE LA MUERTE DEL GUERRILLERO Y GRAN LECTOR DEL CANTO GENERAL

  

Al cumplirse los 50 años de la muerte del Che Guevara, ocurrida el 9 de octubre de 1967 y conmemorándose los 46 años de la entrega del premio Nobel al poeta Pablo Neruda, el día 21 de octubre de 1971, recordamos la relación de mutua admiración que tuvieron estos grandes personajes de la historia del siglo veinte.

A mediados de noviembre de 1960, Neruda se embarca a La Habana, donde conoce al Che Guevara. “Mi primer encuentro con el Che Guevara sucedió en La Habana. Invitado por él a su oficina del Ministerio de Hacienda o Economía (…) El Che llevaba botas, uniforme de campaña y pistolas a la cintura. Su indumentaria desentonaba con el ambiente bancario de su oficina. El Che era moreno, pausado en el hablar, con indudable acento argentino. Era un hombre para conversar con él despacio, en la pampa, entre mate y mate. Sus frases eran cortas y remataban en una sonrisa, como si dejara en el aire el comentario”, escribe Neruda en sus memorias.

El Che Guevara fue un incansable lector. Uno de sus libros de cabecera fue el “Canto General” de Pablo Neruda, considerándolo una de las obras maestras de la literatura mundial. Dice el Che en su diario: “Cuando el tiempo haya tamizado un poco los andares políticos y al mismo tiempo -ineluctablemente- haya dado al pueblo su triunfo definitivo, surgirá este libro de Neruda como el más vasto poema sinfónico de América. Es poesía que muestra un hito y quizás una cumbre. Todo en ella, hasta los pocos (e inferiores) versos personales del final, respiran trascendencia. El poeta cristaliza esa media vuelta que dio, cuando abandonara su diálogo consigo mismo y descendiera (o subiera) a dialogar con nosotros, los simples mortales, los integrantes del pueblo”.

Neruda recuerda en “Confieso que he vivido” su conversación con el Che: “Me conmueve que en el diario del Che Guevara sea yo el único poeta citado por el gran guerrillero. Recuerdo que el Che me contó una vez, delante del sargento Retamar, cómo leyó muchas veces mi “Canto General” a los primeros, humildes y gloriosos barbudos de Sierra Maestra.”

“Nos despedimos y nunca más lo volví a ver. Luego acontecieron su combate en la selva boliviana y su trágica muerte. Pero yo sigo viendo en el Che Guevara aquel hombre meditativo que en sus batallas heroicas destinó siempre, junto a sus armas, un sitio para la poesía”.

Como homenaje a estas dos importantes personajes de nuestra historia, la Fundación Pablo Neruda ha realizado un mural en la fachada de la Casa Museo La Chascona, en Santiago, para que todo el que quiera pueda acercarse a visitarlo y admirarlo.